AIA propicia focalización de aportes de empresas a políticas de responsabilidad social

consejo desarrollo sustentable abril 013

Con la presentación del tema “RSE y sustentabilidad: ¿moda, revolución o paradigma?”, a cargo de la Superintendenta de Desarrollo Sustentable de Barrick Chile, Claudia Papic, se dio el vamos a las sesiones 2012 del Consejo de Desarrollo Sustentable de la Asociación de Industriales de Antofagasta, AIA.

Con la presentación del tema “RSE y sustentabilidad: ¿moda, revolución o paradigma?”, a cargo de la Superintendenta de Desarrollo Sustentable de Barrick Chile, Claudia Papic, se dio el vamos a las sesiones 2012 del Consejo de Desarrollo Sustentable de la Asociación de Industriales de Antofagasta, AIA, instancia conformada por representantes de diversas empresas que tienen entre sus ejes de política de acción la Responsabilidad Social Empresarial y el Medio Ambiente.

En esta ocasión se dieron cita representantes de Finning, Kaltire, Randstad Chile, SQM, Minera El Tesoro, Anglo American, Minera El Abra, Xstrata Alto Norte, Minera Escondida, Minera Esperanza, Rockwood Litio, Minera Meridian Yamana El Peñón, OTIC de la Cámara Chilena de la Construcción, Guevara y Compañía, y Aguas Antofagasta, los cuales analizaron, conocieron y discutieron los alcances del plan de trabajo para este año del consejo.

Al abrir la sesión Claudia Papic -quien cuenta con una vasta trayectoria laboral y profesional en el área de la RSE- expuso respecto a cuál ha sido la evolución histórica de esta temática, además de analizar el impacto que tiene en las comunidades donde las empresas están insertas y realizan responsabilidad social. “Más que algo que debe hacerse por obligación o ser una moda, debe ser parte del ADN de la empresa, ya que es una forma de potenciar el arraigo con el entorno en el cual está inserto la compañía y sentirse parte de la comunidad con la cual convive”, dijo la profesional.    

COORDINAR ACCIONES

En la ocasión, el Director Responsable de este consejo y Director AIA, Jorge Díaz, dio a conocer el plan de trabajo 2012 y explicó que uno de los focos principales de acción es el seguir aportando fuertemente al fortalecimiento de la responsabilidad social empresarial a través de una apuesta coordinada en la educación, especialmente en la educación inicial, nicho donde la mayoría de las compañías de la región focalizan sus aportes año a año. “Creemos fundamental poder coordinar nuestras acciones para así evitar la duplicidad de aportes y lograr un mejor resultado en nuestras intervenciones”, afirmó Díaz.

Ante esto, el Director conminó a las empresas a trabajar en conjunto, “buscando puntos de entendimiento y generando el mecanismo necesario que permita coordinar nuestros aportes, existiendo obviamente también la libertad para que cada una de ellas pueda de manera libre y a quien estime conveniente seguir aportando con el propósito de mantener cierta independencia”, manifestó.  

Para coordinar esta tarea se designó una comisión de trabajo que visualizará la manera de poder confluir este aporte, el cual -según un estudio denominado “Matriz de inversión comunitaria” y desarrollado el año pasado por el Centro de Desarrollo Empresarial y que reunió datos de 20 empresas socias de la AIA- determinó que del aporte total que hacen están empresas anualmente, un 25% de estos fondos van orientados a invertir en educación inicial.

Junto a esto, el Consejo acordó analizar durante la sesión de mayo cuáles son las nuevas normativas ambientales que rigen en el país, para lo cual se invitará a una empresa dedicada al desarrollo de políticas medioambientales.

Finalmente y como una forma de conocer en terreno la única experiencia chilena en cuanto a cierre de una faena, es que el mismo Jorge Díaz en su calidad de representante de Barrick Zaldívar, invitó a todos los miembros del consejo a visitar la mina El Indio (propiedad de Barrick Chile).